16 julio 2012
Paraguay: Autoridades deben investigar todas las muertes de Curuguaty
Las autoridades Paraguayas deben llevar adelante una investigación completa e imparcial sobre todas las muertes que tuvieron lugar tras los enfrentamientos entre campesinos y policías en Curuguaty, dijo Amnistía Internacional, a pocos días de cumplirse un mes de los incidentes.
"Es sumamente preocupante que no se este avanzando de manera efectiva en las investigaciones de las muertes ocurridas en Curuguaty. De la información con la que contamos, se estaría avanzando más en las investigaciones relacionadas con las muertes de los policías que en las de los campesinos," dijo Guadalupe Marengo, Directora Adjunta del Programa para América de Amnistía Internacional.
"Lo que queremos ver es una investigación pronta, completa e imparcial sobre todos los incidentes, que los responsables sean llevamos a la justicia y que las personas que continúan detenidas injustamente sean liberadas."
El 15 de Junio pasado, 11 campesinos y 6 policías resultaron muertos tras enfrentamientos durante un desalojo forzado en una hacienda el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, en el este del país.

Al menos 13 campesinos fueron detenidos, incluyendo dos menores.
Entre ellos se encuentra Miguel Ángel Correa Franco, quien trabajaba para el Ministerio de Agricultura y que continúa detenido en la prisión de Coronel Oviedo, enfrentando dudosos cargos de asesinato, entre otros.

Miguel Ángel fue detenido en el hospital de Curuguaty, donde había ido a consultar si el familiar de un amigo suyo herido durante los incidentes estaba ahí.

A casi un mes de su detención, no se ha encontrado evidencia que demuestre que Miguel Ángel estuviera involucrado en los asesinatos de policías o que estuviera en el área de los enfrentamientos.
El fiscal recomendó la liberación de Miguel Ángel, diciendo que no había suficiente evidencia en su contra pero el pedido fue negado ya en tres ocasiones.

"Creemos que no hay evidencia contra Miguel Ángel Correa Franco por lo que su detención es completamente injusta y arbitraria," dijo Guadalupe Marengo.
Una semana después del enfrentamiento entre policías y campesinos, el ex presidente de Paraguay Fernando Lugo fue obligado a ceder su puesto como Presidente, tras un juicio político seguido en su contra por el Parlamento.