24 febrero 2011
La vida de migrantes secuestrados en peligro
Unos migrantes que viajaban sobre un tren de mercancías en el estado de Tabasco, México, han sido secuestrados por hombres armados. Sus vidas y las de quienes presenciaron el secuestro corren peligro.

El 19 de febrero, un centenar de migrantes viajaban sobre un tren de mercancías a través del estado de Tabasco, en el sur de México. Tras pasar por la pequeña comunidad de Faisán Vía, el tren fue interceptado por agentes de los Servicios de Inmigración, que detuvieron el tren y llevaron a cabo una operación para arrestar a todos los migrantes irregulares (migrantes que carecen de permiso legal para entrar o permanecer en el país) que viajaban en él. Los agentes de inmigración detuvieron a muchos de los migrantes, pero otros corrieron hacia los lados de las vías y escaparon. Minutos después de que los agentes abandonaran el lugar, aparecieron siete hombres armados que rodearon a unos diez de los migrantes que habían escapado de la detención. Tres de los diez consiguieron escapar y regresar a un refugio para migrantes de Tenosique, estado de Tabasco, donde contaron lo sucedido.

Los tres testigos -una mujer y dos hombres- llegaron al refugio de Tenosique con heridas sufridas mientras corrían para escapar de los disparos de los hombres armados durante su huída. Según su testimonio, antes de escapar vieron cómo los hombres armados arrancaban la ropa a una de las mujeres migrantes y se la llevaban junto con otros dos hombres. Se desconoce el paradero de esos migrantes. La Procuraduría General de la República ha abierto una investigación preliminar.

Amnistía Internacional ha documentado varios casos más de operaciones para detener a migrantes irregulares en trenes de mercancías en zonas aisladas que han venido seguidas poco después de ataques de hombres armados contra migrantes.

INFORMACIÓN ADICIONAL
Cientos de miles de personas tratan cada año de atravesar México desde América del Sur para llegar a Estados Unidos. Muchas son detenidas por las autoridades de inmigración mexicanas y devueltas a sus países de origen. Amnistía Internacional visitó recientemente México para investigar los informes sobre violaciones de derechos humanos contra estas personas. Durante su visita, descubrió que muchas habían sido secuestradas por bandas, en ocasiones con la complicidad de funcionarios locales. Los miembros de estas bandas y los funcionarios corruptos rara vez comparecen ante la justicia, y quienes presentan denuncias contra ellos pueden convertirse en blanco de represalias y de procedimientos de expulsión acelerados. Esta impunidad ha permitido que los abusos contra los migrantes, que se encuentran en una situación extremadamente vulnerable, aumenten desde 2003, pese a los compromisos del gobierno de garantizar el respeto por los derechos de los migrantes.

Actúa

Rellena tus datos para que enviemos un mensaje en tu nombre ( leer ) al Secretario de Gobernación en México (el mensaje enviado contendrá tu nombre, apellidos y correo electrónico).



[ai-form tipo="web_accion" accion="migrantestabasco"]