16 septiembre 2010
Jóvenes incluídos en una "lista de la muerte" colombiana
Noventa y tres jóvenes de un municipio del sur de Colombia corren peligro después de que sus nombres se hayan publicado en una "lista de la muerte" paramilitar. Tres de los citados en la lista han sido asesinados desde el 15 de agosto.

El 15 de agosto, dos jóvenes, Diego Ferney Jaramillo Corredor y Silver Robinson Muñoz, fueron abatidos a tiros por unos hombres que viajaban en una motocicleta en una carretera a las afueras de la localidad de Puerto Asís, en el departamento de Putumayo, en el sur de Colombia. Se cree que su muerte es obra de fuerzas paramilitares. Al mismo tiempo, empezó a circular por correo electrónico y en la red social Facebook una lista con los nombres de 65 hombres jóvenes que viven en Puerto Asís. La lista en cuestión, que se cree que ha sido elaborada por paramilitares, advierte a los citados en ella de que abandonen Puerto Asís en un plazo de tres días o, de lo contrario, "nos veremos obligados a realizar actos como lo de la noche del domingo 15 de agosto". El 20 de agosto se distribuyó otra lista con los nombres de 31 mujeres jóvenes de la localidad. Tras la distribución de estas listas, algunos jóvenes han denunciado haber recibido llamadas telefónicas amenazadoras.

Los nombres de los dos jóvenes muertos, Diego Jaramillo y Silver Robinson, eran el primero y el segundo de la lista de hombres. El 20 de agosto, Norbey Álvarez Vargas, de 19 años, murió a manos de unos pistoleros que viajaban en una motocicleta en el distrito de Villa Paz, en Puerto Asís. Su nombre era el tercero de la lista de hombres. Más o menos al mismo tiempo, otro joven citado en la lista resultó herido por disparos.
Algunas de las personas citadas en la lista son sospechosas de pequeños delitos o de prostitución. Las amenazas y homicidios de que han sido víctimas parecen un intento de usar a estas personas para dar ejemplo. Otros nombres de la lista pertenecen a activistas comunitarios. En el momento de redactar estas líneas, Amnistía Internacional no dispone de detalles exactos de todas las personas citadas. Pese a la fuerte presencia militar y policial en Puerto Asís, Amnistía Internacional no tiene conocimiento de que las autoridades hayan emprendido acciones enérgicas para garantizar la seguridad de los jóvenes o capturar a los asesinos. Muchos de los jóvenes y sus familias han huido de Puerto Asís a raíz de las amenazas.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en español o en su propio idioma:

  • pidiendo a las autoridades que hagan todo lo necesario para garantizar la seguridad de los jóvenes citados en las dos "listas de la muerte" que circulan por Puerto Asís;

  • instándolas a ordenar una investigación exhaustiva e imparcial sobre los homicidios de Diego Ferney Jaramillo Corredor, Silver Robinson Muñoz y Norbey Álvarez Vargas, y sobre el intento de homicidio de otro joven;

  • pidiéndoles que publiquen los resultados y lleven a los responsables ante la justicia;

  • instándolas a tomar medidas inmediatas para desmantelar los grupos paramilitares, de acuerdo con los compromisos expresos del gobierno y con las recomendaciones formuladas por la ONU y otras organizaciones intergubernamentales.


ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 22 DE OCTUBRE DE 2010 A:
Señor Presidente Juan Manuel Santos
Presidente de la República, Palacio de Nariño, Carrera 8 No.7-26, Bogotá, Colombia

Fax: +57 1 337 5890
Tratamiento: Excmo. Sr. Presidente Santos

Sra. Ángela María Holguín
Ministra de Relaciones Exteriores

Ministerio de Relaciones Exteriores
Calle 10 No 5-51, Palacio de San Carlos, Bogotá, Colombia
Fax: +571 562 7822/ 571 562 7836
Tratamiento: Estimada Sra. Ministra

Copia a:
Organización de derechos humanos
Minga

Calle 19 # 5-88, Oficina 1203
Bogotá, Colombia

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Los jóvenes que viven en los distritos pobres de los pueblos y ciudades de Colombia, especialmente si son sospechosos de pequeños delitos, han sido blanco frecuente de los escuadrones de la muerte paramilitares que actúan solos o con la connivencia de las fuerzas de seguridad. Las fuerzas de guerrilla también han sido responsables del homicidio de pequeños delincuentes en las zonas bajo su control militar.
Las recientes amenazas y homicidios de jóvenes en Puerto Asís se han producido tras el homicidio de dos policías, ocurrido en la localidad hace un mes. Las fuerzas de seguridad culparon del homicidio de los policías al grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).