10 junio 2016
Israel / Territorios Palestinos Ocupados: El atentado de Tel Aviv revela un absoluto desprecio por la vida humana
El mortal atentado contra civiles perpetrado anoche en una zona comercial y de restaurantes de Tel Aviv pone de manifiesto un cruel desdén por la vida humana, ha afirmado Amnistía Internacional.

El miércoles por la noche, dos palestinos armados abrieron fuego en el mercado de Sarona de Tel Aviv y mataron a dos civiles e hirieron a otros. Algunas de las personas heridas estaban aún hospitalizadas el jueves por la mañana. Las fuerzas israelíes detuvieron a los atacantes e hirieron a uno de ellos.

"Este atentado atroz viola principios fundamentales de humanidad", ha señalado Philip Luther, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

"Jamás puede haber justificación parar atacar deliberadamente a civiles".

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de los homicidios, pero el movimiento de Hamás ha expresado satisfacción por el atentado y ha advertido de más "sorpresas" a Israel.

"La celebración de las muertes de civiles y las amenazas en clave son una censurable respuesta al atentado", ha añadido Philip Luther.

"Tales manifestaciones van en contra de la responsabilidad, compartida por todas las partes, de detener la espiral de abusos y violaciones de derechos humanos en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados."

Tras los disparos, las fuerzas israelíes impusieron un bloqueo a Yatta, localidad del distrito de Hebrón del territorio ocupado de Cisjordania de donde se cree que son los atacantes. El ejército israelí no permite salir a nadie de la ciudad, salvo por necesidades "humanitarias" y "médicas". Las autoridades israelíes afirman que, además, han retirado temporalmente el permiso para trabajar en Israel a unos 200 familiares de los atacantes.

"Aunque Israel tiene derecho a aplicar medidas necesarias y proporcionadas para proteger a las personas bajo su control, las fuerzas israelíes no deben responder a este tipo de atentados con más medidas punitivas colectivas u otras acciones desproporcionadas, que violan en sí mismas el derecho internacional", ha explicado Philip Luther.

"Lamentablemente, las fuerzas israelíes han aplicado con mucha frecuencia medidas excesivas como represalia por atentados, entre ellas restricción general de la libertad de circulación a la población palestina y demolición de viviendas de familiares de los atacantes."

Las autoridades israelíes afirman que han suspendido también el permiso de entrada a Israel y el territorio ocupado de Jerusalén Oriental a más de 80.000 palestinos de la Cisjordania ocupada a quienes se les había concedido con ocasión del mes santo islámico de Ramadán.

Desde octubre de 201 se han producido decenas de ataques palestinos contra civiles y contra soldados y policías israelíes, en los que han muerto más 30 israelíes. Las fuerzas israelíes han respondido a menudo a los ataques y las protestas palestinos haciendo uso excesivo y letal de la fuerza, con lo que han matado a más de 200 palestinos, aparentemente en ejecuciones extrajudiciales en algunos casos.