07 enero 2015
Francia: "Un día negro para la libertad de expresión"
jesuischarlie

El mortal ataque perpetrado esta mañana por unos hombres armados contra la oficina en París del semanario Charlie Hebdo es un escalofriante ataque a la libertad de expresión. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

El ataque, perpetrado al parecer por unos hombres enmascarados que huyeron del lugar tras mantener un tiroteo con la policía, se ha saldado, según la información disponible, con 12 personas muertas y varias más heridas en las oficinas del semanario.

"Es un día negro para la libertad de expresión y para la vibrante cultura periodística. Pero, sobre todo, es una espantosa tragedia humana", ha manifestado Stephan Oberreit, director de Amnistía Internacional Francia.

"Es una atrocidad cuya finalidad era matar periodistas, reprimir la libertad de expresión y sembrar el miedo. Debe ser condenada sin paliativos, y las autoridades francesas deben garantizar que todos los responsables son llevados ante la justicia en juicios justos. Es preciso proteger a los periodistas amenazados, para que puedan llevar a cabo su trabajo sin temor a una violencia mortal."

Charlie Hebdo, publicación semanal satírica con sede en París, se ha enfrentado en el pasado a controversia por su publicación de caricaturas que se consideraban insultantes hacia el islam.

Amnistía Internacional quiere señalar que la libertad de expresión abarca todo tipo de ideas, incluidas las que puedan ser consideradas insultantes u ofensivas.

Tras el ataque de hoy, el gobierno francés ha convocado una reunión de seguridad y ha elevado al máximo nivel la alerta terrorista en el país.

Amnistía Internacional seguirá observando la situación y la respuesta del gobierno.