08 agosto 2014
Éxodo masivo de ciudades y pueblos iraquíes por el pánico al avance del ISIS
El pánico ha hecho presa del noroeste de Irak y decenas de miles de personas abandonan las zonas por donde los militantes del Estado Islámico de Irak y Al Sham (ISIS) continúan su avance, ha manifestado Amnistía Internacional.

"La situación de los iraquíes del noroeste del país, en especial los de las minorías yazidíes y cristiana, es cada vez más desesperada y están abandonando sus hogares y, en el caso de muchas personas ya desplazadas, sus lugares de refugio", ha señalado Donatella Rovera, asesora general sobre respuesta a las crisis de Amnistía Internacional, que se encuentra actualmente en Irak.

Millares de habitantes de la ciudad cristiana de Qaraqosh huyeron de allí al llegar el ISIS durante la noche, mientras que, según han contado a Amnistía Internacional, otros no pudieron hacerlo porque quedaron atrapados en la ciudad.

Donatella Rovera ha explicado: "Ayer conocí, en la ciudad cristiana de Al Qosh, a un hombre que lleva semanas trabajando duramente para proporcionar refugio y asistencia a las personas desplazadas: cristianos, yazidíes y otras minorías que han huido de sus hogares en los últimos días y semanas en medio de los ataques del ISIS".

"Hoy, su familia y él se han visto también desplazados. Se ha echado a llorar mientras me contaba que anoche tuvieron que huir sólo con lo puesto, sin tiempo siquiera para echarse la documentación al bolsillo."

En Bashiqa, localidad de mayoría yazidí situada al norte de Mosul, el temor constante de los habitantes a un ataque del ISIS se hizo realidad anoche. La población está ahora desplazada.

A media que el ISIS ha ido avanzando hacia el este y el norte durante la noche, millares de personas han huido hacia las ciudades de Dohuk y Erbil, en el Kurdistán iraquí.

"Muchos miembros de minorías están huyendo incluso de zonas donde no parece haber peligro inminente de ataque del ISIS, pues están muy traumatizados por haber sufrido ya desplazamiento recientemente. Son presa del pánico y el miedo", ha añadido Donatella Rovera.

Por ejemplo, algunos yazidíes de la zona de Sinyar, que se vieron obligados a abandonar sus hogares durante el fin de semana tras tomar el ISIS la zona y que encontraron refugio cerca de Dohuk, están de nuevo huyendo. Ahora se dirigen a la frontera turca.