15 febrero 2010
Acción urgente (China): Activista medioambiental encarcelado tras juicio injusto
Tan Zuoren, activista medioambiental chino y escritor, ha sido condenado a cinco años de cárcel el 9 de febrero por "incitar a la subversión contra el poder del Estado", y corre peligro de sufrir tortura y otros malos tratos.

Tan Zuoren, de la provincia de Sichuan, en el sudoeste de China, fue condenado por criticar al Partido Comunista Chino y la actuación de las autoridades que reprimieron con el ejército el movimiento en favor de la democracia de 1989 en Pekín. Según el veredicto, Tan Zuoren, debido a su "insatisfacción por la forma en que el gobierno manejó el asunto del 4 de junio, durante años ha estado difamando al gobierno con acciones como donar sangre el 4 de junio para conmemorar el aniversario y escribir artículos como ‘La última belleza: Diario de un testigo en la plaza de Tiananmen’, publicado en 2007 en el sitio web extranjero ‘La antorcha de la libertad’". En el veredicto también se lo acusaba de "contactar con un enemigo extranjero" por haber enviado a Wang Dan, dirigente estudiantil chino en el exilio desde 1989, un mensaje de correo electrónico titulado "Sugerencias de actividades para el 20 aniversario".

El juicio de Tan Zuoren se celebró el 12 de agosto de 2008 en el Tribunal Popular Intermedio de Chengdu, pero la sentencia no se anunció hasta el 9 de febrero de 2010, con más de cinco meses de retraso, vulnerando así el Código de Procedimiento Penal chino. Además de la pena de prisión, Tan Zuoren fue condenado a tres años de privación de sus derechos políticos tras su puesta en libertad. Esto significa que durante esos tres años no podrá votar, presentarse a elecciones ni ocupar ningún puesto en órganos del Estado o empresas de propiedad estatal, y debe someterse a supervisión.

El juicio de Tan Zuoren no tuvo en cuenta los procedimientos de enjuiciamiento penal de China. Sus abogados informaron de que no pudieron llamar a declarar a sus testigos, mostrar el vídeo que habían preparado ni presentar su defensa. Los periodistas fueron hostigados y se les impidió que informaran tanto sobre el juicio como sobre la sentencia.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en chino, en inglés o en su propio idioma:

  • Pidiendo a las autoridades que pongan de inmediato en libertad incondicional a Tan Zuoren;

  • Instando a las autoridades a que garanticen su acceso a un abogado, a sus familiares y a cualquier tratamiento médico que pueda necesitar;

  • Pidiendo a las autoridades que garanticen que Tan Zuoren no será torturado ni víctima de otros malos tratos;

  • Pidiendo a las autoridades que tomen medidas eficaces para garantizar que todos los defensores de los derechos humanos pueden realizar sus actividades pacíficas sin temor a ser detenidos arbitrariamente, encarcelados, obstaculizados o intimidados, en la línea de la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos de la ONU.


ENVÍEN SUS LLAMAMIENTOS ANTES DEL 24 DE MARZO DE 2010 A:
Director del Tribunal Superior Popular de la Provincia de Sichuan
Liu Yushun Yuanzhang

Sichuansheng Gaoji Renmin Fayuan
108 Zhengfujie
Qinyangqu
Chengdushi 610017
Sichuansheng
República Popular de China
Correo e: yuanzhangmailbox@sina.com
Tratamiento: Dear Director / Señor Director

Director del Departamento de Seguridad Pública de la Ciudad de Chengdu
LI Kunxue Juzhang

Chengdushi Gonganju
144 Wenwulu, Qingyang Qu
Chengdushi 610016
Sichuansheng
República Popular de China
Correo e: cdsgaj@cheng.gov.cn
Tratamiento: Dear Director / Señor Director

Envíen copías a:
Primer Ministro
WEN Jiabao Guojia Zongli

The State Council General Office
2 Fuyoujie, Xichengqu
Beijingshi 100017
República Popular de China
Fax: +86 10 65961109 (escriban: c/o Ministry of Foreign Affairs)
Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Tan Zuoren es un destacado activista medioambiental. Publicó un informe en el que advertía sobre los posibles riesgos para la salud, la seguridad y el medio ambiente de los proyectos químicos del gobierno en la provincia de Sichuan. Tras el terremoto que asoló la provincia en mayo de 2008, se unió a un equipo de voluntarios para distribuir alimentos y ropa entre los supervivientes. También colaboró con varios especialistas en la investigación de las causas de las muertes en el terremoto y en la mejora de las normas de construcción de edificios a fin de evitar que volviera a producirse la catástrofe.

El 28 de marzo de 2009, fue detenido por la policía en la ciudad de Chengdu, provincia de Sichuan, acusado de "incitar a la subversión contra el poder del Estado". Estuvo cinco meses detenido antes del juicio. Actualmente está recluido en el Centro de Detención de Wenjiang y ha apelado su sentencia.

Estaba previsto que en su juicio, celebrado el 12 de agosto de 2009, Ai Weiwei, artista reconocido internacionalmente fuera testigo de la defensa. Sin embargo, el día del juicio, unas personas que afirmaron ser policías entraron a la habitación del hotel donde se alojaba Ai Weiwei, propinaron a éste una brutal paliza y lo mantuvieron varias horas detenido ilegalmente, hasta que el juicio terminó. A dos periodistas de Hong Kong se les impidió que cubrieran el juicio: la policía los mantuvo detenidos en su hotel con la excusa de buscar drogas. Además, la policía prohibió que en la sala del juicio hubiera simpatizantes de Tan Zuoren, y sólo permitió asistir a su esposa y a una de sus hijas. El resto de los asientos fue ocupado por funcionarios judiciales.

En el juicio, el acta de acusación formal se centró en las críticas de Tan a la actuación del gobierno en la represión de 1989 y su investigación sobre las muertes de niños en el terremoto de 2008 debido al derrumbe de centros escolares construidos con material de mala calidad debido a la corrupción. El argumento de sus abogados defensores se centró sobre todo en su derecho como ciudadano a investigar estas muertes y criticar los abusos contra los derechos humanos. Sin embargo, en el veredicto se afirma que las afirmaciones de los abogados en su defensa habían sido "irrelevantes".

El 9 de febrero de 2010, el día en que se anunció la sentencia, de nuevo se hostigó a los periodistas que trataban de cubrir la noticia en el tribunal. A la esposa de Tan, Wang Qinghua, y a sus dos hijas no las dejaron entrar a la sala, diciéndoles que estaba llena.

Según fuentes locales, en el acta de acusación se afirma que el motivo inicial de la detención de Tan había sido su intención de publicar información delicada sobre el terremoto de 2008 de Sichuan. En el primer aniversario del terremoto, según los informes, el activista tenía previsto publicar una lista de niños que habían muerto a consecuencia del seísmo, junto con un informe de investigación independiente sobre el derrumbe de varios edificios escolares debido a la corrupción. Sin embargo, al leerlo en el tribunal se suprimieron del veredicto los cargos relacionados con el terremoto.

Antes de su detención, en marzo de 2009, Tan Zuoren había sido interrogado reiteradamente por la policía. También había sido hostigado por personas no identificadas que le habían robado el ordenador en dos ocasiones y habían apuñalado y herido a su perro.

En China, los activistas de derechos humanos que tratan de informar sobre violaciones de estos derechos, cuestionar políticas que las autoridades consideran políticamente delicadas o convocar a otros en torno a su causa, se arriesgan a sufrir graves abusos. Muchos son encarcelados como presos de conciencia tras juicios de motivación política, mientras que cada vez son más los que son recluidos bajo detención domiciliaria, vigilados de forma invasiva por la policía, que monta guardia en el exterior de sus viviendas.