04 mayo 2015
República Centroafricana: La nueva Constitución no debe dejar ni un resquicio para la impunidad
Las autoridades de la República Centroafricana deben modificar las disposiciones de la nueva Constitución propuesta que podrían socavar la lucha contra la impunidad, ha dicho Amnistía Internacional en vísperas del foro de reconciliación nacional que se celebrará en Bangui.

En una carta abierta a los delegados que asistirán al Foro de Bangui, que comienza el 4 de mayo, Amnistía Internacional ha advertido de que el proyecto de Constitución, en su actual redacción, podría permitir la inmunidad procesal de cualquier presidente en ejercicio para todos los cargos excepto el de "alta traición". Igualmente, los ex presidentes podrían quedar exentos gracias a su pertenencia honoraria al Tribunal Constitucional.

"Las amnistías y las inmunidades no hacen más que perpetuar el círculo vicioso de conflicto e injusticia. El actual proyecto de Constitución debe ser modificado de manera que reconozca que a cualquier persona, independientemente del puesto que ocupe, se le pueden exigir responsabilidades por crímenes de derecho internacional", ha dicho Steve Cockburn, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

"La población de República Centroafricana ha pedido a las claras el fin de la impunidad, y sus autoridades han avanzado recientemente en esa dirección al crear un nuevo tribunal para procesar a los sospechosos de crímenes de derecho internacional. Garantizar que la nueva Constitución consolida estos avances, en lugar de socavarlos, sería un valioso legado de las autoridades de transición."

Si bien el actual Código Penal de República Centroafricana parece declarar ilegal la inmunidad de los sospechosos de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad o genocidio, el proyecto de Constitución no impide que futuros Parlamentos introduzcan leyes de inmunidad para estos y otros crímenes.

En una carta abierta a las autoridades de transición, Amnistía Internacional ha señalado que la justicia debe ser el eje del proceso de reconciliación, lo cual supone abrir investigaciones sobre cualquier persona que se sospeche que haya cometido graves violaciones de derechos humanos y apoyar el Tribunal Penal Especial, de reciente creación.

En una serie de recomendaciones a los delegados asistentes al Foro, Amnistía Internacional ha afirmado también que la Constitución debe reconocer la superioridad del derecho internacional, incluidos los tratados ratificados por República Centroafricana y el derecho internacional consuetudinario, frente a las leyes nacionales y la Constitución, tal como dispone la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, en la que República Centroafricana es Estado Parte.

En consultas con la ciudadanía realizadas en todo el país antes del Foro de Bangui, los ciudadanos de a pie afirmaron reiteradamente que sin justicia no habrá posibilidad de reconciliación.

Información complementaria

El 16 de febrero de 2015, el Consejo Nacional de Transición de República Centroafricana aprobó un proyecto de Constitución que sustituiría a la actual Carta de transición. El Foro de Bangui es una plataforma en la que delegados de muy diversa procedencia -políticos, dirigentes de grupos armados, miembros de la sociedad civil y dirigentes religiosos- debatirán el futuro de la República Centroafricana, incluida la Constitución propuesta, que posteriormente será sometida a referéndum nacional antes de las elecciones, previstas para julio y agosto.