26 octubre 2017
El presidente de Amnistía Internacional Turquía continuará en prisión

 Tras la decisión de un tribunal de Esmirna de no poner en libertad al defensor de los derechos humanos Taner Kılıç, Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, ha manifestado:


“En las últimas 24 horas, hemos visto las dos caras del voluble sistema de justicia de Turquía. Mientras con una mano concede la libertad, con la otra, frente a unos cargos igual de infundados, la arrebata.”


“La liberación anoche de los 10 de Estambul devolvió una cierta fe en el sistema de justicia turco. Hoy, esa fe se ha desvanecido.”


“Las autoridades turcas han presupuesto pública y repetidamente la culpabilidad de Taner Kılıç, basándose en insinuaciones y en denuncias no fundamentadas.”


“Seguiremos incansables nuestra campaña para que se libere a nuestro presidente y se retiren los cargos contra todos los defensores y defensoras de los derechos humanos en Turquía.”


INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA


El juez aceptó la solicitud de la fiscalía de unir el caso de Taner con el caso contra los 10 defensores y defensoras de los derechos humanos detenidos en un taller a las afueras de Estambul basándose en el tenue motivo de que Taner Kılıç estaba al tanto de los preparativos de esa reunión y estaba en contacto con la directora de Amnistía Internacional Turquía, İdil Eser, sobre la asistencia de ésta a dicha reunión.


Taner Kılıç, presidente de Amnistía Internacional Turquía, está acusado de “pertenencia a la Organización Terrorista Fethullah Gülen”. Este cargo se basa en la alegación de que descargó y utilizó la aplicación de mensajería ByLock, que se dice que ha sido utilizada por el movimiento Gülen para comunicarse. Sin embargo, dos análisis periciales independientes del teléfono de Taner encargados por Amnistía Internacional concluyeron que no hay rastro de que ByLock haya estado instalado en el teléfono.

Palabras clave
COMPARTE