04 diciembre 2013
Palestina debe adherirse ya a la Corte Penal Internacional
Hace un año, la Asamblea General de la ONU votó a favor de reconocer a Palestina como Estado. En el año transcurrido desde entonces, los líderes palestinos no han dado pasos propios de estadistas. No han firmado ningún tratado de la ONU de protección de los derechos humanos, ni los Convenios de Ginebra, ni el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Deben hacerlo sin más demora.

Más de 16.500 activistas de Amnistía Internacional de todo el mundo han firmado peticiones y han escrito cartas al presidente palestino Mahmud Abás para convencerlo de que adherirse a la Corte Penal Internacional mostrará que ninguna parte implicada podrá volver a cometer con impunidad crímenes de derecho internacional contra la población civil en territorio palestino. Esta promesa se ha aplazado, según se comunicó a Amnistía Internacional en reuniones celebradas este año con la Autoridad Palestina, pues los esfuerzos se concentran en las negociaciones diplomáticas con Israel. Sin embargo, a menos que poner fin a la impunidad y a los abusos contra los derechos humanos ocupe un lugar central en la diplomacia, seguirá siendo difícil alcanzar una solución justa y duradera para el conflicto palestino-israelí. La Corte Penal Internacional y otros mecanismos de justicia internacional como la jurisdicción universal son importantes canales potenciales de rendición de cuentas para las víctimas de crímenes de derecho internacional cometidos por todas las partes implicadas.

Entretanto, esperar por una solución diplomática es muy doloroso para personas que han perdido a sus seres queridos en conflictos pasados, sobre todo cuando parecen remotas las perspectivas de obtener justicia o de que se emprendan siquiera investigaciones creíbles.

"¿Por qué? ¿Acaso eran terroristas mi esposa, mis hijos, mis nietos y mi hermana paralítica? ¿Dañaron ellos a Israel de algún modo? Quiero que se haga justicia; no quiero nada más, sólo justicia", declaró Jamal al Dalu, entrevistado por Amnistía Internacional el 23 de noviembre de 2012. El 18 de noviembre de 2012, una gran bomba aérea cayó sin previo aviso sobre la vivienda de tres plantas de la familia Al Dalu, en la ciudad de Gaza, durante la operación israelí "Pilar de Defensa". Murieron los 10 miembros de la familia que estaban allí en aquel momento, incluidos 5 niños y niñas y 4 mujeres, así como 2 vecinos: Sara, de 7 años; Jamal, de 5; Yousef, de 4; Ibrahim, de 9 meses, y sus padres Samah Abd al Hmeid al Dalu, de 25 años, y Muhammed Jamal al Dalu, de 29; Ranin Jamal al Dalu, de 25; Yara Jamal al Dalu, de 16, su madre Tahani Hassan al Dalu, de 52, y Suheila Mahmoud al Dalu, de 75, así como Abdullah y Amina al Muzannar. Amnistía Internacional cree que el ataque debe ser investigado de forma independiente como posible crimen de guerra. El procurador general militar de Israel decidió no abrir una investigación penal sobre las muertes de los miembros de la familia Al Dalu y sus vecinos ni adoptar medidas disciplinarias contra los soldados u oficiales implicados. Jamal al Dalu se ha quedado a la espera de la justicia, la verdad y la reparación a las que tiene derecho.

No es el único. Tras la operación "Pilar de Defensa" se han interpuesto decenas de denuncias ante el procurador general militar de Israel, en muchos casos sobre ataques israelíes contra la Franja de Gaza que posiblemente constituyan crímenes de guerra, pero hasta la fecha Amnistía Internacional no tiene constancia de que se hayan iniciado investigaciones penales. A lo largo y ancho de los Territorios Palestinos Ocupados, personas cuyos familiares murieron a manos de las fuerzas israelíes en acciones que vulneran el derecho internacional siguen aferrándose a la esperanza de que se haga justicia, a pesar de que saben que el sistema judicial y de investigación militar israelí les es desfavorable. Puesto que ha quedado patente en repetidas ocasiones que las investigaciones militares israelíes no han hecho rendir cuentas, la Autoridad Palestina y otros actores deben asegurarse de que se activan los mecanismos de justicia internacional.

Al adherirse Palestina al Estatuto de Roma, la Corte Penal Internacional podría en el futuro investigar y enjuiciar tales delitos, siempre que las autoridades nacionales no tuviesen la capacidad o la voluntad de hacerlo. Acompañar el instrumento de adhesión con una nueva declaración por la que Palestina aceptase la jurisdicción de la Corte sobre crímenes cometidos a partir del 1 de julio de 2002 (fecha de entrada en vigor del Estatuto de Roma) pondría de manifiesto que los dirigentes palestinos no han abandonado a las víctimas ni han dejado de perseguir la rendición de cuentas por crímenes de derecho internacional cometidos en el pasado y, en principio, permitiría a la Corte actuar en algunos de estos casos. Ya es hora de que el presidente Mahmud Abás agarre su pluma estilográfica, firme el Estatuto de Roma y presente tal declaración, y de que suscriba otros tratados internacionales de derechos humanos y los Convenios de Ginebra.

Información complementaria

Desde que en julio de 1998 se adoptó el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, Amnistía Internacional ha instado reiteradamente a todos los Estados a adherirse a él. Hasta ahora se han convertido en Estados Partes 122 países; el más reciente ha sido Costa de Marfil, que ha ratificado el Estatuto este año. Amnistía Internacional sigue exhortando a todos los Estados que todavía no han firmado y ratificado o no se han adherido al Estatuto, como es el caso de Israel, a que lo hagan sin más tardanza.

En enero de 2009, tras la operación "Plomo Fundido", conflicto de 22 días en Gaza y el sur de Israel, la Autoridad Palestina presentó a la Corte Penal Internacional una declaración con arreglo al artículo 12.3 del Estatuto de Roma en la que reconocía la jurisdicción de la Corte sobre crímenes de derecho internacional cometidos "en el territorio de Palestina desde el 1 de julio de 2002", con la intención de permitir a la Fiscalía de la Corte emprender un examen preliminar de los crímenes perpetrados durante la operación. El 3 de abril de 2012, la Fiscalía concluyó que no podía proseguir con la investigación ni el enjuiciamiento de estos delitos a menos que los órganos pertinentes de la ONU (en particular, el secretario general y la Asamblea General) o la Asamblea de Estados Partes en el Estatuto de la Corte decidiesen que Palestina cumplía los requisitos de Estado a los efectos de poder adherirse al Estatuto de Roma. Amnistía Internacional considera que la resolución 67/19 de la Asamblea General de la ONU, "Estatuto de Palestina en las Naciones Unidas", que reconoce a Palestina como Estado observador no miembro y que fue aprobada por una abrumadora mayoría el 29 de noviembre de 2012, responde a esta cuestión. En un informe publicado a principios de esta semana, la Fiscalía de la Corte Penal Internacional reconoció que "el estatuto de Palestina en la Asamblea General de la ONU tiene especial relevancia para la cuestión de la jurisdicción de la Corte", pero concluyó que carecía de fundamento jurídico para emprender un nuevo examen preliminar "en esta fase".

Amnistía Internacional ha pedido repetidamente a la Asamblea General de la ONU que presente el informe de la Misión de Investigación de la ONU sobre el conflicto de 2008-2009 entre Gaza e Israel al Consejo de Seguridad con la recomendación de que éste remita la situación a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional para que investigue los crímenes de derecho internacional cometidos por ambas partes.

Más información

Un año después del mortal conflicto de Gaza e Israel, la pesadilla continúa, publicado el 14 de noviembre de 2013 (http://www.amnesty.org/es/news/un-ano-despues-mortal-conflicto-gaza-israel-pesadilla-continua-2013-11-14)

Blind to violations, deaf to obligations: Israel’s human rights record, Amnesty International Updated Submission to the UN Universal Periodic Review, September 2013 (Índice: MDE 15/015/2013), publicado el 1 de octubre de 2013 (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE15/015/2013/en)

Deben rendirse cuentas por los homicidios cometidos durante el asalto israelí a un campo de refugiados de Cisjordania, publicado el 27 de agosto de 2013 (http://www.amnesty.org/es/news/rendir-cuentas-homicidios-asalto-israel-campo-refugiados-cisjordania-2013-08-27)

Israel: Las investigaciones militares de violaciones en el conflicto de Gaza refuerzan la impunidad, publicado el 17 de abril de 2013 (http://www.amnesty.org/es/news/israel-investigaciones-militares-violaciones-conflicto-gaza-refuerzan-impunidad-2013-04-17)

Palestine UN status upgrade should open door to justice, publicado el 30 de noviembre de 2012 (http://www.amnesty.org/en/news/palestine-UN-status-upgrade-should-open-door-to-justice-2012-11-30)

Amnesty International’s response to the ICC Office of the Prosecutor’s statement that it cannot investigate crimes committed during the Gaza conflict (Índice: MDE 15/018/2012), publicado el 4 de abril de 2012 (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE15/018/2012/en)

Evaluación actualizada de las investigaciones israelíes y palestinas sobre el conflicto de Gaza, realizada por Amnistía Internacional (Índice: MDE 15/018/2011), publicado el 18 de marzo de 2011 (http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE15/018/2011/es)

Amnesty International’s assessment of Israeli and Palestinian investigations into the Gaza conflict (Índice: MDE 15/022/2010), publicado el 27 de septiembre de 2010 (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE15/022/2010/en)