08 junio 2016
ONU: Vergonzosa cesión ante Arabia Saudí en relación con la muerte de menores en el conflicto de Yemen
La credibilidad de la ONU está en juego después de que cediera vergonzosamente a la presión para eliminar a la coalición militar encabezada por Arabia Saudí de la lista de la ONU de Estados y grupos armados que violan los derechos del niño en los conflictos, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Anoche, un portavoz del secretario general de la ONU Ban Ki-moon anunció el cambio en la lista publicada el 2 de junio como parte de un informe anual de su representante especial para la cuestión de los niños y los conflictos armados. Esta medida ha sido consecuencia directa de la presión diplomática de Arabia Saudí, furiosa por la conclusión de la ONU de que las operaciones de la coalición habían causado la muerte y el sufrimiento de niños y niñas en el conflicto armado de Yemen.

Sana‘a airstrike

"Es inaudito que la ONU se incline ante la presión para modificar su propio informe publicado sobre menores en el conflicto armado. Es inadmisible que haya ejercido esta presión uno de los mismísimos Estados citados en el informe", afirmó Richard Bennett, representante y director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la ONU.

"Una concesión flagrante como esta menoscaba toda la labor de la ONU para proteger a los menores atrapados en la guerra. El secretario general no debe sucumbir ante la presión y socavar el importante papel de su propio representante especial, pues haciéndolo también daña la credibilidad de la ONU en su conjunto.

"Este es un claro ejemplo de por qué la ONU debe defender los derechos humanos y sus propios principios; de lo contrario, se convertirá rápidamente en parte del problema en lugar de serlo de la solución."

Según la ONU, la eliminación es temporal, mientras revisa las conclusiones del informe junto con las autoridades saudíes. Pero los diplomáticos de Arabia Saudí ante la ONU saludaron rápidamente lo que consideraban una victoria moral "irreversible".

La ONU no había eliminado nunca hasta ahora a un Estado que ya figuraba en la lista, aunque fue ampliamente criticada por echarse atrás a la hora de incluir a Israel en el informe del año pasado, tras numerosas denuncias verosímiles sobre cientos de menores muertos y miles de heridos en el conflicto armado de Gaza de 2014.

"Al dar un paso más, el secretario general ha sentado un peligroso precedente que pone aún en mayor peligro las vidas de niños y niñas en países en conflicto", prosiguió Richard Bennett.

Según el informe de la ONU publicado el 2 de junio, la coalición encabezada por Arabia Saudí fue responsable del 60 por ciento de las muertes y heridas de menores en el conflicto de Yemen el año pasado, al causar la muerte a 510 y heridas a 667.

El secretario general Ban Ki-moon dijo: "Las violaciones graves contra menores aumentaron de forma espectacular como consecuencia de la intensificación del conflicto".

Amnistía Internacional ha documentado en reiteradas ocasiones violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario por miembros de la coalición durante el conflicto, incluso contra menores. Esto incluye ataques aéreos contra escuelas y el uso de municiones de racimo prohibidas internacionalmente que han causado la muerte de tres menores y mutilado a nueve.

Los niños y niñas representan un tercio -al menos 127- de los 361 civiles muertos como consecuencia de los 32 ataques aéreos aparentemente ilegítimos que ha documentado Amnistía Internacional desde que comenzó la campaña de la coalición.