01 marzo 2017
ONU: Es hora de frenar el comercio global de instrumentos de tortura

Los gobiernos deben acabar con los vacíos legales del derecho mercantil internacional que permiten la venta y exportación de material empleado para torturar a personas detenidas. Esta es la petición que harán Amnistía Internacional y la Fundación de Investigación Omega en la mesa redonda que se celebrará en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el 3 de marzo.


Todos los años, funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de muchos países del mundo utilizan equipos abusivos —como dispositivos de electrochoque, porras con púas y grillos con pernos— para someter a personas detenidas a tortura y otras formas de malos tratos. Además, se abusa de forma habitual y sistemática de equipos legítimos para la aplicación de la ley, como las esposas corrientes, el gas lacrimógeno o las armas Taser.


“Tras años de campaña de Amnistía Internacional y Omega, la Unión Europea hizo lo correcto al introducir firmes restricciones a la venta, intermediación y promoción de instrumentos de tortura”, ha declarado Patrick Wilcken, investigador de Control de Armas y Derechos Humanos de Amnistía Internacional.


“Ya es hora de que la comunidad internacional siga su ejemplo y nos acerque un paso más a la erradicación de este vergonzoso comercio que se beneficia del sufrimiento humano.”


“Nuestra investigación ha puesto de manifiesto la comercialización en todo el mundo de equipos para la aplicación de la ley intrínsecamente abusivos, como cinturones de electrochoque sudafricanos y estadounidenses, esposas aturdidoras eléctricas alemanas, porras y escudos con púas chinos o esposas rusas que pueden atornillarse a los muros de las prisiones”, afirmó por su parte el doctor Michael Crowley, adjunto de investigación de la Fundación de Investigación Omega.


“El comercio de instrumentos de tortura es internacional y actualmente está fuera de control. Es un problema global que exige una respuesta global.”


Acompañadas del relator especial de ONU sobre la tortura, las organizaciones expondrán cinco principios fundamentales para la adopción de leyes nacionales sobre comercio que frenen el comercio de instrumentos de tortura.


QUÉ: Mesa redonda “Control del uso y el comercio de instrumentos de tortura y represión: hacia una ley internacional sobre el comercio de la tortura.”


QUIÉN:


·         Presidente: Carsten Staur (embajador de Dinamarca)


·         Nils Melzer, relator especial de la ONU sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes


·         Michael Crowley, adjunto de investigación de la Fundación de Investigación Omega


·         Patrick Wilcken, investigador sobre Control de Armas y Derechos Humanos de Amnistía Internacional


·         Avani Singh, abogada, Unidad de Litigios Constitucionales del Centro de Recursos Jurídicos de Sudáfrica


DÓNDE: Palais des Nations, Ginebra, sala XXI


CUÁNDO: Viernes 3 de marzo de 2017, 15:00-16:00.