07 julio 2016
Israel / Territorios Palestinos Ocupados: Dos años después, las víctimas de crímenes de guerra siguen sin justicia
"No puedo entender cómo un crimen que tuvo lugar a la vista de las cámaras, en el que el mundo entero vio cómo unos niños que jugaban en la playa eran masacrados sin piedad, puede dejarse pasar así, sin que ninguno de sus autores rinda cuentas de sus actos." Sobhi Bakr, familiar de cuatro niños muertos en un ataque aéreo israelí el 16 de julio de 2014.

Mañana, 8 de julio de 2016, se conmemora el segundo aniversario del inicio de una ofensiva militar israelí de 50 días de duración que causó una cifra de muertes y un nivel de destrucción sin precedentes en la Franja de Gaza.

En un nuevo informe hecho público hoy, Amnistía Internacional pregunta por qué no se ha iniciado una auténtica investigación criminal, y por qué nadie ha rendido cuentas de las atrocidades cometidas pese a los crímenes de guerra perpetrados por ambas partes.

PALESTINIAN-ISRAEL-CONFLICT-GAZA

"Durante 50 días de ataques, las fuerzas israelíes sembraron la muerte y la destrucción masivas en la Franja de Gaza; mataron a cerca de 1.500 civiles, de los que más de 500 eran niños", ha manifestado Philip Luther, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Los únicos cargos penales derivados de las investigaciones militares israelíes se presentaron contra tres soldados por los abusos relativamente menores de saqueo y obstrucción de una investigación.

Mientras tanto, los delitos más graves, algunos de los cuales probablemente son crímenes de guerra, han quedado impunes. En el lado palestino, no se ha llevado a cabo ninguna investigación auténtica sobre los abusos, incluidos crímenes de guerra, cometidos por Hamás y grupos armados palestinos. Los grupos armados palestinos dispararon miles de morteros y cohetes no guiados contra zonas civiles de Israel, y causaron la muerte de seis civiles; por su parte, las fuerzas de Hamás mataron sumariamente y atacaron a palestinos a los que consideraban enemigos.

"El hecho de que nadie haya rendido cuentas por los crímenes de guerra evidentemente cometidos por las dos partes del conflicto es absolutamente indefendible. Han transcurrido dos años, y ya es hora de que las ruedas de la justicia empiecen a girar", ha manifestado Philip Luther.

El informe contiene entrevistas con familiares de personas muertas durante la guerra, detalla los defectos de las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento por las autoridades militares israelíes, y expone varios ataques que estaban claramente dirigidos contra civiles, en contra de lo dispuesto por el derecho internacional humanitario.

Amnistía Internacional pide a Israel que reforme sus mecanismos de investigación con medidas que incluyan garantizar que quienes llevan a cabo las investigaciones son independientes de quienes ordenan los ataques, los ejecutan o asesoran sobre ellos. El gobierno de consenso nacional palestino debe garantizar que se llevan a cabo investigaciones criminales independientes sobre los crímenes de guerra cometidos por palestinos durante el conflicto de 2014.

Las autoridades de Hamás en Gaza deben ser transparentes respecto a cualquier progreso en sus investigaciones sobre los homicidios sumarios y otros abusos cometidos contra palestinos en Gaza.

Amnistía Internacional insta a todas las partes del conflicto a cooperar plenamente con el examen preliminar que está llevando a cabo la Fiscalía de la Corte Penal Internacional sobre los presuntos delitos cometidos durante el conflicto.