16 mayo 2012
El atentado con bomba en Bogotá, un acto "deplorable"
Los autores del atentado con bomba perpetrado el 15 de mayo en la capital de Colombia, Bogotá, en el que dos personas murieron y más de 50 resultaron heridas, han demostrado un desprecio absoluto y deplorable por la vida humana, y deben ser llevados ante la justicia. Así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

La explosión hirió al ex ministro del Interior Fernando Londoño, mató a su chófer y a un escolta, e hirió también a más de 50 transeúntes.

Ningún grupo se ha atribuido aún la responsabilidad, y las autoridades colombianas han eludido, hasta el momento, culpar a ninguna organización.

"Quien quiera que sea el autor de este atentado, debe ser identificado y llevado a juicio. Toda investigación criminal debe ser imparcial e independiente, y sus resultados deben hacerse públicos", ha manifestado Marcelo Pollack, investigador de Amnistía Internacional sobre Colombia.

"Si las investigaciones sobre el atentado de ayer revelan la autoría de alguna de las partes enfrentadas en el conflicto armado, este ataque constituiría una grave violación del derecho internacional humanitario, que prohíbe los ataques directos contra civiles y los ataques indiscriminados que puedan causar bajas civiles", ha manifestado Marcelo Pollack.