28 octubre 2014
Egipto: Piden liberación de 22 activistas procesados por protestar sin permiso
Amnistía Internacional exige al Gobierno de Egipto liberar a los activistas detenidos y actualmente juzgados por tomar parte de una manifestación no autorizada

El domingo 02 de noviembre el Tribunal de Gobierno de Egipto deberá fallar sobre el caso de los 22 activistas que fueron detenidos y actualmente juzgados por protestar contra el gobierno. Según las leyes del país africano los activistas no tenían autorización para reclamar. Es por tal razón que Amnistía Internacional se pronuncia contra las férreas imposiciones gubernamentales que no hacen más que restringir las libertades de las personas.

La directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional, Hassiba Hads Sahraoni ha dicho que "este juicio basado en pruebas muy cuestionables, es el último ejemplo de la determinación de las autoridades egipcias a reprimir las protestas pacíficas y cualquier forma de disidencia".

Entre las detenidas destaca la defensora de los derechos humanos Yara Sallam y la conocida activista Sanaa Seif. Si son declaradas culpables, podrían ser condenadas a hasta cinco años de cárcel.

Además Hassiba Hads Sahraoni ha denunciado públicamente que "los activistas están en el punto de mira por el mero hecho de desafiar la ley sobre manifestaciones. Es inaceptable que se detenga a alguien por ejercer pacíficamente el derecho a la libertad de expresión y reunión."
Los abogados de los demás acusados relataron a Amnistía Internacional que las pruebas contra ellos -incluidas pruebas audiovisuales- no muestran ninguna actuación violenta por su parte durante las manifestaciones.

La marcha en cuestión se realizó el último 21 de junio en El Cairo.