07 octubre 2013
Egipto no debe devolver a Siria a los refugiados
Un total de 36 refugiados de Siria, muchos de ellos de origen palestino, fueron expulsados este viernes a Siria, según información recibida por Amnistía Internacional.

"Egipto debe poner fin de inmediato a toda detención y expulsión de refugiados que huyen del conflicto de Siria. Amnistía Internacional insta a las autoridades egipcias a respetar el derecho internacional no enviando a refugiados de vuelta a un conflicto sangriento en el que han muerto ya más de 100.000 personas", ha afirmado Philip Luther, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Según la información recibida por Amnistía Internacional, los integrantes del grupo fueron detenidos en septiembre cuando intentaban llegar a Europa en barco desde Egipto. Los llevaron a la comisaría de policía de Rashid, en la gobernación de Beheira, donde estuvieron recluidos durante 13 días.

Activistas locales egipcios dijeron a Amnistía Internacional que a altas horas de la pasada noche los refugiados fueron obligados a firmar un documento que decía que están dispuestos a regresar a Siria. Después los llevaron en autobús al aeropuerto de El Cairo y los devolvieron a Siria en avión.

Cientos de refugiados procedentes de Siria han sido detenidos cuando intentaban viajar a países europeos, y muchos continúan detenidos. Entre ellos hay dos menores no acompañados, de 15 y 16 años, que están actualmente en la comisaría de policía de Rashid, donde corren el riesgo de ser expulsados del país.