13 noviembre 2014
Contra la violencia sexual en niñas, niños y adolescentes
graficaviolenciasexualAmnistía Internacional lanza campaña para pedir al Estado que implemente una Ruta Única de atención para víctimas de estas agresiones.

La violencia sexual hacia menores de edad en Perú es una de las aristas más sórdidas dentro de cifras sobre violaciones sexuales en el país:

  • En los últimos 15 años se ha registrado un incremento de denuncias por violación sexual en el Perú y, según cifras del Ministerio Público al 2013, todos los días se registran aproximadamente 25 casos de abuso sexual en niñas, niños y adolescentes (NNA) en territorio nacional.

  • Por si fuera poco, de 28 589 casos de violencia sexual atendidos por el Ministerio de la Mujer entre 2008 y 2013, 18 541 fueron niñas y adolescentes.

  • Otras cifras del MIMP al primer trimestre del 2014 revelan que en aproximadamente 50% de esas denuncias de agresión sexual hacia menores, el agresor fue un miembro del entorno familiar de acuerdo a los registros en los CEMs.


Amnistía Internacional, como parte de su campaña global ‘Mi cuerpo, Mis derechos’ considera que esta situación debe cambiar. Es por ello que desde el 19 de octubre último ha emprendido acciones para visibilizar la problemática y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de tomar cartas en el asunto.

La carrera 4Kids -organizada en conjunto con la Gerencia de la Mujer de la MML- fue un primer evento para introducir la temática. Hoy, 13 de noviembre, se presenta oficialmente la campaña Contra la violencia sexual en niñas, niños y adolescentes (NNA) junto con una petición para el Estado Peruano: que implemente una Ruta Única de atención para niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual.

Se le llama Ruta Única a la sucesión de acciones y procedimientos que todas las instancias del Estado involucradas y la sociedad civil deben tomar para prevenir, detectar, intervenir, procesar y hacer seguimiento a todas las denuncias de violencia sexual hacia NNA.

Uno de los principales obstáculos para acabar con este tipo de violencia sexual es que no existe un Registro Único de víctimas que integre la data de todas las instituciones que reciben este tipo de denuncias.

Por si fuera poco, en el Perú no es fácil hacer estas denuncias; no solo existen tantos protocolos de atención como instancias del Estado que atienden estas denuncias, sino que el proceso mismo termina agudizando el efecto traumático para la víctima.

En tal sentido, Amnistía Internacional saluda y promueve la propuesta de Ruta Única de atención a niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual que cuenta con el respaldo de diversas instituciones de la sociedad civil y del Ministerio Público.

Asimismo, hace un llamado al Gobierno a que se comprometa a implementarla a través de una petición que se puede firmar en http://www.amnistia.org.pe/nomasviolenciasexual/ El site de la campaña cuenta, además, con abundante información sobre el tema, incluyendo cifras, descripción de la Ruta Única y video.

La campaña de recolección de firmas y difusión del tema se prolongará hasta febrero de 2015.