27 septiembre 2013
Asamblea Nacional de Nicaragua merma protección de mujeres contra violencia
Las mujeres podrían tener que enfrentarse a sus maltratadores en la mediación tras una reforma jurídica aprobada recientemente por la Asamblea Nacional de Nicaragua y que, según Amnistía Internacional, vuelve la espalda a millares de supervivientes de violencia doméstica en todo el país.

"En vez de centrarse en la mediación y en la forma de sacar del atolladero a los maltratadores, las autoridades nicaragüenses deben buscar el modo de proteger a las mujeres de la violencia y garantizar que quienes las maltratan comparecen ante la justicia", ha manifestado Esther Major, investigadora de Amnistía Internacional sobre Nicaragua, que acaba de regresar de una visita al país.

La Ley 779, o Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, aprobada en 2012, ofrece a las mujeres una vía de acceso a la justicia y a la protección contra la violencia, así como un medio para hacer rendir cuentas a los maltratadores.

Amnistía Internacional está analizando detenidamente en la actualidad la reforma de la Ley.