17 mayo 2013
Muere en Argentina un dictador que no escapó de la Justicia
El ex dictador Jorge Rafael Videla, murió hoy en prisión, donde estaba cumpliendo una sentencia a prisión perpetua por crímenes contra la humanidad cometidos durante sus años en el poder.

"Argentina mostró el camino en el juicio y castigo a los responsables de torturas, asesinatos y desapariciones de miles de personas durante los muchos gobiernos militares que padeció la región", dijo Mariela Belski, directora de Amnistía Internacional Argentina.

"Argentina y otros países de la región deben continuar con sus esfuerzos para llevar ante la Justicia a los responsables de los terribles crímenes cometidos durante los años más oscuros".

Presidente militar entre 1976 y 1981, Jorge Rafael Videla, murió esta mañana a los 87 años en la prisión de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires.

El año pasado, fue condenado a 50 años de prisión por su participación en el plan sistemático de apropiación de menores durante el régimen militar entre 1976 y 1983.

Al momento de su muerte, Videla también estaba siendo juzgado por su rol en el Plan Cóndor -una operación coordinada por países latinoamericanos para la persecución y desaparición de militantes políticos.

Videla lideró el golpe militar en Argentina en marzo de 1976 y encabezó la junta militar hasta 1981.

Alrededor de 30.000 personas se cree que fueron secuestradas, torturadas y desparecidas durante el régimen militar en Argentina.