24 mayo 2011
Al-Amin Kimathi Defensor de los derechos humanos keniano detenido
Al-Amin Kimathi, defensor de derechos humanos keniano que trabaja en el Foro Musulmán de Derechos Humanos, actualmente se encuentra detenido en espera de juicio en Uganda. Se le acusa de terrorismo y otros delitos en relación con dos atentados con explosivos perpetrados el 11 de julio de 2010 en la capital ugandesa, Kampala, en los que murieron más de 76 personas y centenares resultaron heridas.

Al-Amin fue detenido en Uganda el 15 de septiembre de 2010 y se lo recluyó en régimen de incomunicación antes de ser acusado, el 21 de septiembre, de delitos de terrorismo y asesinato. Al-Amin había viajado legalmente de Kenia a Uganda para asistir como observador a una vista judicial en el caso de seis kenianos también acusados de participar en los atentados con explosivos perpetrados en julio de 2010 en Kampala. El caso de Al-Amin se agregó al mismo pliego de cargos del tribunal que el de los sospechosos a cuyo caso había asistido como observador.

El 30 de noviembre de 2010, Al-Amin y otras 16 personas fueron convocadas por un tribunal de primera instancia a comparecer en juicio. Sin embargo, aún no ha establecido fecha de inicio del proceso.

Ni a Al-Amin ni a sus abogados se les ha brindado ninguna información acerca de las pruebas en su contra, en violación de su derecho a un juicio justo y su derecho a preparar su defensa. El hecho de que el Estado no pueda brindar información razonable y pruebas que sustenten los cargos contra Al-Amin parece sugerir que el trato recibido y la continuidad de su detención están vinculados a su trabajo como activista de derechos humanos.

Escriban pidiendo que todas las pruebas que el Estado planea presentar en el juicio contra Al-Amin sean reveladas a él y a sus abogados. Insten a las autoridades a respetar el derecho de Al-Amin Kimathi a un juicio justo sin demora indebida. Manifiesten que, si la fiscalía no tiene pruebas que permitan sustentar razonablemente los cargos en su contra, las actuaciones contra Al-Amin Kimathi deben suspenderse y se lo debe liberar de inmediato.