05 marzo 2010
Acción urgente (México): Abogada en peligro tras el homicidio de su compañero
El abogado Ernesto Rábago Martínez fue asesinado por disparos en su oficina de la ciudad de Chihuahua, en el norte de México. Él y su compañera, Estela Ángeles Mondragón, habían sido amenazados y atacados anteriormente a causa de su trabajo para una comunidad indígena implicada en una disputa de tierras. Estela Ángeles Mondragón y su hija corren grave peligro.

Ernesto Rábago fue asesinado por disparos el 2 de marzo en la oficina que comparte con su compañera, Estela Mondragón. Los dos representaban a un grupo de indígenas rarámuri del poblado de Bakéachi, en el municipio de Carichí, estado de Chihuahua. Parte de la tierra en la que vive el grupo ha sido ocupada ilegalmente por hacendados. El 5 de febrero, un tribunal agrario ordenó que los hacendados abandonaran las tierras y las devolvieran a la comunidad indígena. Tanto Ernesto Rábago como Estela Mondragón han respaldado a "Bowerasa", una organización benéfica creada para proporcionar servicios de salud, educación y jurídicos a la comunidad indígena de Bakéachi.

El 18 de febrero, la hija de Ernesto Rábago y Estela Mondragón recibió un disparo en el brazo mientras estaba sentada en su automóvil, aparcado en el garaje de su casa. Según Estela Mondragón, las autoridades no investigaron la posibilidad de que el ataque esté relacionado con el trabajo de los dos abogados. Antes de eso, Estela Mondragón había informado a las autoridades de que había recibido varias amenazas en relación con su trabajo y de que, el 28 de marzo de 2009, alguien había arrojado dos artefactos explosivos de fabricación casera contra la oficina de ambos, prendiéndole fuego. Pese a ello, no se adoptaron medidas de protección.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en español o en su propio idioma:

  • pidiendo que Estela Mondragón y su hija reciban protección efectiva, en consulta con ellas y según ellas deseen;

  • pidiendo que se lleve a cabo una investigación exhaustiva, inmediata e imparcial sobre el homicidio de Ernesto Rábago, cometido en Chihuahua el 2 de marzo, y que se incluyan en ella todos los posibles vínculos con su actividad profesional;

  • recordando a las autoridades su compromiso de respetar y defender la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos, que reconoce la legitimidad de las actividades de los defensores y defensoras de los derechos humanos y su derecho a llevar a cabo dichas actividades sin obstáculos ni temor a represalias.


ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 15 DE ABRIL DE 2010 A:

Lic. Fernando Francisco Gómez-Mont
Secretario de Gobernación

Bucareli 99, 1er. piso, Col. Juárez,
Delegación Cuauhtémoc, México D.F.,
06600, MÉXICO
Fax: +52 55 5093 3414
Correo-e.: secretario@segob.gob.mx
Tratamiento: Sr. Ministro

Lic. José Reyes Baeza Terrazas
Gobernador del Estado de Chihuahua,

Palacio de Gobierno, 1er piso, C. Aldama #901, Col. Centro,
Chihuahua, Estado de Chihuahua, C.P. 31000, MÉXICO
Fax: +52 614 429 3300 (cuando se lo pida, marquen la extensión 11066)
Correo-e.: gobernador@chihuahua.gob.mx
Tratamiento: Señor Gobernador

Patricia González Rodríguez
Procuradora del Estado de Chihuahua

Procuraduría General de Justicia del Estado
Vicente Guerrero 616, Col. Centro
Chihuahua 31000, MÉXICO
Correo-e.:
pagonzalez@buzon.chihuahua.gob.mx
Tratamiento: Señora Procuradora General

COPIA A: Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, Av. Juárez 4107/B, Chihuahua, México, Correo-e.: accion@cedehm.org.mx
y a la representación diplomática de México acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

INFORMACIÓN ADICIONAL
Los defensores y defensoras de los derechos humanos de México sufren amenazas, ataques, cargos penales de motivación política y encarcelamientos por encabezar protestas o por promover el respeto de los derechos humanos. El gobierno ha accedido a proporcionar medidas de protección a los defensores y defensoras en peligro, pero aún no ha elaborado un mecanismo para proporcionar protección efectiva y creíble en muchos casos. En particular, las investigaciones sobre las personas que se ocultan tras las amenazas y los ataques rara vez dan lugar al procesamiento de los autores; la impunidad es la norma en estos casos, y deja abierta la posibilidad de nuevos ataques. Para más información, consulten el informe más reciente de Amnistía Internacional: Exigiendo justicia y dignidad. Defensores y defensoras de los derechos humanos en México, http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR41/032/2009/es.