23 marzo 2010
Acción urgente (Azerbaijan): Amenazas contra la familia de periodista encarcelado
Emin Fatullayev, padre del periodista azerbaiyano Eynulla Fatullayev, ha sido amenazado de muerte si no deja de dar publicidad al caso de su hijo. La vida de Emin Fatullayev y la de su familia están en peligro.

Hacia la una de la tarde del 17 de marzo, Emin Fatullayev recibió una llamada telefónica anónima en su domicilio de la capital de Azerbaiyán, Bakú, en la que se le ordenó "callarse" en relación con el caso de su hijo o de lo contrario "toda la familia sería destruida". Emin Fatullayev informó inmediatamente del incidente a las autoridades.

Es la tercera vez que Emin Fatullayev recibe amenazas telefónicas relacionadas con sus actividades para poner el caso de su hijo, Eynulla Fatullayev, en conocimiento de organizaciones internacionales, incluida Amnistía Internacional. Amnistía Internacional cree que los cargos presentados contra Eynulla Fatullayev, encarcelado desde 2007, son falsos y lo considera preso de conciencia. En las tres ocasiones en que Emin Fatullayev ha recibido estas llamadas telefónicas anónimas, le han dicho que deje de dar difusión al caso de Eynulla Fatullayev. La primera vez fue en 2007, poco después del encarcelamiento de Eynulla, la segunda el 1 de enero de 2010, unos días después de que Eynulla fuera acusado formalmente de posesión de drogas ilegales en la cárcel. La persona que llamó dijo a Emin Fatullayev que estaba bien que su hijo hubiera sido acusado, y que le ocurrirían cosas peores. Amnistía Internacional cree que los cargos relacionados con las drogas fueron falsificados para desacreditar a Eynulla Fatullayev en un momento en que su caso es objeto de examen por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El Tribunal continúa estudiando el caso.

Las autoridades han tomado declaración a Emin Fatullayev en relación con la última amenaza recibida, pero no han adoptado medida alguna para identificar a las personas que llamaron ni para proteger a Emin y su familia. Elmar Huseynov, periodista que, al igual que Eynulla Fatullayev, mantenía una actitud abiertamente crítica hacia el gobierno de Azerbaiyán, murió abatido por disparos en Bakú en 2005. Nadie ha comparecido ante la justicia por su asesinato. Amnistía Internacional ha documentado muchos incidentes en los que se ha agredido a periodistas debido a sus críticas hacia las autoridades.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en azerí, ruso, turco, inglés o en su propio idioma:

  • Pidiendo a las autoridades que actúen de inmediato para proteger a Emin Fatullayev y su familia, con medidas de protección que se determinarán de acuerdo con los deseos de la familia;

  • Pidiendo que se lleve a cabo una investigación inmediata e imparcial sobre las amenazas de muerte, que sus resultados se hagan públicos y que los responsables sean puestos a disposición judicial;

  • Señalando que Amnistía Internacional considera a Eynulla Fatullayev preso de conciencia, que debe ser puesto en libertad inmediata e incondicional.


ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 30 DE ABRIL A:
Presidente
Ilham Aliyev

President of the Republic of Azerbaijan
Office of the President
19 Istiqlaiyyat St.
AZ1066 Baku, Azerbaiyán
Fax: +99412 492 35 43/ 492 06 25
Correo-e: president@president.az
Tratamiento: Dear President / Señor Presidente

Ministro del Interior
Col.- Gen. Ramil Usubov

Minister of Internal Affairs
Ministry of Internal Affairs
Husu Hajiyev Street 7
Baku 370005, Azerbaiyán
Fax: + 99412 492 7990
Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro

Y copias a:
Defensora del Pueblo
Prof. Elmira Suleymanova

Ombudsperson
Office of the Ombudsman
40 Uz. Hajibeyov Street
Baku AZ1000, Azerbaijan
Fax: + 994 12 498 8574
Correo-e: ombudsman@ombudsman.gov.az

INFORMACIÓN ADICIONAL
El 30 de diciembre de 2009 se presentó un nuevo conjunto de cargos contra Eynulla Fatullayev, encarcelado inicialmente por difamación en abril de 2007. Antes de terminar 2007 fue declarado culpable de cargos de terrorismo, incitación al odio étnico y evasión de impuestos. Amnistía Internacional cree que todos los cargos en su contra son falsos y lo considera preso de conciencia.

Según un portavoz del servicio penitenciario de Azerbaiyán, el 29 de diciembre de 2009 unos guardias encontraron 0,22 gramos de heroína en una manga de la chaqueta y en los zapatos de Eynulla Fatullayev cuando entraron en su celda y lo cachearon. Eynulla Fatullayev dijo a su padre que inmediatamente después de entrar en la celda, los guardias registraron únicamente su chaqueta y sus zapatos y no continuaron con el registro de la celda tras encontrar la heroína en esos dos lugares. Los guardias afirmaron que habían actuado tras recibir una información anónima. Eynulla Fatullayev, que no tiene antecedentes de consumo de drogas, niega categóricamente los cargos y ha afirmado que le habían colocado las drogas para inculparlo. El 30 de diciembre se tomó una muestra de sangre para detectar el consumo de drogas.

El 30 de diciembre lo acusaron formalmente de posesión de drogas ilegales. El mismo día, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) emitió un comunicado de prensa en el que condenaba la persistente persecución de Eynulla Fatullayev, y en el que Miklos Haraszti, representante para la libertad de los medios de comunicación de la OSCE, afirmaba que había "visitado a Eynulla Fatullayev dos veces en su prisión de alta seguridad y [había encontrado] las alegaciones de tráfico o posesión de heroína altamente improbables".

Después de una vista celebrada el 31 de diciembre, un juez del Tribunal de Distrito de Garadag ordenó que se recluyera a Eynulla Fatullayev en una unidad de aislamiento durante dos meses en espera de juicio. Según su padre, lo trasladaron a una unidad de seguridad en la aldea de Kyurdakhany, a unos 15 kilómetros de Bakú.

El 2 de febrero, las autoridades dieron a conocer las conclusiones de la prueba de sangre de Eynulla Fatullayev, pero no el análisis detallado. Según las autoridades, en su sangre se encontraron pequeñas trazas de metabolitos que indicaban consumo de heroína, pero no en cantidad suficiente para indicar que Eynulla Fatullayev necesita rehabilitación.

Eynulla Fatullayev rechaza los resultados de la prueba y cree que fueron manipulados ya que los análisis se llevaron a cabo en un establecimiento médico controlado por el Estado. El tribunal ha rechazado las peticiones de su abogado defensor de realizar una prueba independiente. Amnistía Internacional se puso en contacto con establecimientos alternativos para pruebas médicas para que realizasen un análisis de sangre independiente a Eynulla Fatullayev, pero se negaron porque el caso era demasiado sensible políticamente.

Los nuevos cargos contra Eynulla Fatullayev podrían acarrear la adición de tres años a su condena, que ahora debe terminar en 2016.

Amnistía Internacional cree que el encarcelamiento de Eynulla Fatullayev es un intento de silenciar su labor informativa, crítica hacia el gobierno, y lo considera preso de conciencia. Por tanto, Amnistía Internacional teme que los nuevos cargos sean un intento de las autoridades de Azerbaiyán de desacreditar a Eynulla Fatullayev en un momento en que su caso es objeto de examen por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.